Cormoranes


Cuatro especies de cormoranes se reproducen en la costa patagónica, siendo el cormorán imperial el más abundante. Esta especie forma colonias con altas densidades de nidos en superficies de nula o baja pendiente en islas o localidades costeras continentales aisladas. El cormorán gris, categorizado como Casi amenazado, se encuentra mayormente restringido a la región de aguas frías de la Corriente de Humboldt, a lo largo de Chile y Perú, pero también se reproduce en pequeñas colonias en cornisas y acantilados a lo largo de la costa de la provincia de Santa Cruz. Es una especie icónica en este sector costero, siendo uno de los principales atractivos para el turismo basado en vida silvestre.

 

Desafíos
Los cormoranes comparten con otras aves marinas los ambientes donde operan las pesquerías, y son frecuentemente impactados por captura incidental. En tierra, la principal amenaza es el disturbio en las colonias, principalmente en aquellas de fácil acceso cuando el turismo no está regulado. Aunque la industria no está actualmente activa, aún hay interés en la explotación comercial de su guano en la costa patagónica.

 

Nuestro trabajo
Trabajamos estrechamente con el gobierno en la creación y fortalecimiento de áreas protegidas costeras para asegurar que todos los cormoranes en la costa de la Patagonia estén efectivamente protegidos. Además, ayudamos a monitorear los tamaños poblacionales y el éxito reproductivo en diferentes colonias, indicadores de salud, composición de la dieta y consumo de alimento. Por último, brindamos información sobre sus requerimientos ecológicos e interacciones con actividades humanas y transferimos esta información a las autoridades de aplicación para mejorar su conservación.